Imagen Angustias

Saeta al Cristo del Descendimiento - 2018



CRISTO DEL DESCENDIMIENTO.
 

Prácticamente desde el principio en que mi amigo Marcelo Góngora comenzó con la imponente talla del CRISTO  DEL DESCENDIMIENTO, muchos días, me pasaba yo por su cochera-taller en el Claro de San Isidoro, para charlar, reírnos de cosas de la vida, hablar de flamenco, y, lógicamente de aquella belleza cultural que poco a poco iba esculpiendo con ese tesón que él poseía, golpe a golpe a ritmo de gubia.

Un día me decía: ¿ Te gusta cómo va quedando la cabeza de San Juan? Otro día: ¿ Y el pelo de la Magdalena? ¿ Y José de Arimatea ?. Todo esto me decía Marcelo mientras cariñosa y trabajosamente, iba tallando la figura del Jesús descendido de la cruz. Así hasta que el espacio de la cochera se quedó pequeño y una vez que hubo que levantar las figuras, irremediablemente tuvo que cambiarse a un sitio idóneo para terminar la gran obra.

 
SAETA AL CRISTO DEL DESCENDIMIENTO

Marcelo a Jesús tallaba,
a sus golpes amor ponía
emoción y sentimiento;
yo fui testigo algún día
Cristo del Descendimiento.
---

Francisco Delgado Molina “Tato”
Semana Santa, 2018




No hay comentarios:

Publicar un comentario